lunes, 30 de abril de 2007

Cocina e integración

Mi prima María José ha sido una de las personas que ha colaborado en la publicación "Les cuines de Alcarràs". Es mucho más que un libro de recetas de cocina. Es un ejemplo de cómo es posible el entendimiento y el enriquecimiento mutuo entre diferentes culturas: las que conviven en muchos municipios de Catalunya a causa de las inmigraciones de personas procedentes, mayoritariamente, del Magreb, países del Este, Sudamérica o África.
Con este libro, a una/o se le pueden curar muchos tabúes, a parte de ampliar su repertorio en el menú diario, que siempre va bien. En él se detallan los ingredientes y la manera de cocinarlos, y se ilustra con fotos de las cocineras que han participado (catalanas, magrebíes, rumanas, senegalesas, colombianas...), en las que se aprecia lo bien que se lo han pasado con la elaboración de las recetas.
Una buena idea: ¿no es generalmente reunidos en una mesa, con una buena comida, donde surge la unión, el entendimiento y el diálogo?

2 comentarios:

Celia dijo...

Estuve en la presentación del libro,fue un acto precioso,lleno de color,había que ver a todas las colaboradoras y amigas con sus mejores galas, brillaban,sobre todo las africanas,un ejemplo claro de mestizaje,lástima que las cosas en la rutina diaria no sean ni tan bonitas ni con tanto color,mas bien son negras,en las culturas de pueblos pequeños a veces la inmigración(tan necesaria por otra parte para ayudarnos en nuestro trabajo)pesa como una losa y va desdibujando lo que era la personalidad de esa comunidad,el cambio generalmente es a peor¿cómo evitarlo?

carlota dijo...

Me imagino que en la vida diaria es realmente como dices. Por eso iniciativas como ésta hace que al menos nos sentemos a reflexionar. Quizá no sirve de mucho, pero menos es nada.