jueves, 19 de abril de 2007

Saber o vivir...?

Qué envidia me dan los muertos.
Héroes que superaron el trance más temido.
Sabios que resolvieron el misterio más oscuro.
Devotos de la única religión posible.
Científicos de la fe.

A mí,
cobarde, ignorante, agnóstica y supersticiosa en vida.
¡Pero qué envidia que me dan los muertos!

5 comentarios:

Antonio dijo...

Los cobardes no tienen la valentía de escribir lo que tu escribes. Un abrazo

carlota dijo...

Gracias, Antonio, pero hay muchas clases de cobardía. Un abrazo también.

Anónimo dijo...

Te mando un beso de admiración porqué creo que te has sorprendido a ti misma, y éso es bueno, muy bueno. Sigo leyéndote

carlota dijo...

Muchas gracias, anónimo/a. Espero que sí, que me sigas leyendo y comentando. Quizá sí que me he sorprendido a mí misma, pero no bajo la guardo, nunca lo hago.
Ponme un nombre con el que pueda contestarte.
Un abrazo

LELI dijo...

Está bien no bajar la guardia, nunca se sabe lo que el destino nos tiene preparado. Sabes que tienes la capacidad de sorprender a cualquiera. Yo te mando un beso llenito de amistad.