miércoles, 18 de julio de 2007

Escarlatas y nieblas

Escarlata busca entre la niebla...
Su pesadilla se repite noche tras noche y,
al final, la niebla se disipa y le descubre
el rostro de Ret Butler.
Se da cuenta demasiado tarde.
Escarlata persigue un amor idealizado
durante toda su odisea por la guerra norte-sur.
La clave está en descubrir a nuestro Ret Butler pero, por favor, antes de que acabe la película.
PD: el atractivo Ret es simplemente una metáfora de lo que puede hacernos felices en la vida, aunque sea a raticos... Un amor, una afición, un amigo/a, una profesión vocacional, hacer punto de cruz, dar la vuelta al mundo... o todo a la vez, aunque es mejor no pasarse, quien mucho abarca poco aprieta.

7 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Yo a ÉL no pienso buscarlo....

Besos.

Fernando dijo...

Busca los raticos "buenos" que tiene para ti la vida...besos guapa...como veo que eres mujer de cine...entra en 39 escalones...seguro que te gusta.

DémoNan dijo...

Pues yo no sé si me gustaría un hombre que cuando le declarase mis sentimientos me dijese: "Francamente, querida: me importa un bledo".

ynarud dijo...

Esperaré a las nieblas de invierno en mi ciudad... haber si entre niebla y niebla, me doy de bruces con un Red, pero que no me conteste:
“Francamente, querida: me importa un bledo”...

un bessssss

carlota dijo...

Bueno, Torosalvaje, entiendo que no te interese el tal Ret, pero hay otras cosas... Un beso.

Ya vamos entendiendo, Fernando, que la vida son los raticos, y quizá la paciencia para encontrarlos. Un abrazo.

Démonan, es que al "pobre" Ret me lo ha puteado de lo lindo durante toda la peli. Bueno, ha sido una historia de desencuentros mutuos... De ahí la respuesta cínica del supuesto galán.

Será por nieblas, verdad Ynarud? Pero no desesperemos. Un beso.

josé luis cervera dijo...

Hace poco tuve la oportunidad de revisar esta película. Volví a ver en ella que en realidad Red y Scarlet son la misma persona, sólo que con diferente piel, y que anhelan lo mismo: un amor ideaizado.

Saludos

carlota dijo...

Pues quizá sí, José Luis, lo suyo es imposible por idealizado. Scarlet idealiza a su amor de juventud y Red, a la propia Scarlet. Pero a mí la idea que me quedó es que, a veces, tenemos el amor a nuestro lado y no sabemos verlo.
Yo, por si acaso, intento ir con los ojos bien abiertos.