viernes, 31 de agosto de 2007

Tormenta



Viene o se va.
El viento me empuja hacia el caos.
Brazos, ropa, cabello tiran de mí...
Sólo mi alma sigue serena,
atenta al ciclón,
mirando de reojo.

(Fotografía: john-jc)

miércoles, 29 de agosto de 2007

Puertollano - Almagro - Daimiel

Con agradecimiento a Lolita y a Jesús, por abrirnos su casa y su corazón.

He vuelto a la Mancha.
Con mirada serena.

He vuelto a la Mancha.

Pero siempre regreso.


Qué tendrá el mundo minero, el negro carbón, que llama tanto mi atención. Os aconsejo que visitéis el Museo de la Minería de PUERTOLLANO. Me quedé embobada mirando las fotos gigantescas de los viejos mineros. Me transportan a su cotidianidad. Me imagino su historia humana, su historia en minúsculas, que es la que me emociona. Vale la pena el recorrido por la galería minera que tiene acondicionada el museo. Se simula una bajada a 250 metros bajo tierra que te sitúa en ese contexto oscuro, peligroso y asfixiante.
Puertollano "huele" a minería y, consecuentemente, a ferrocarril.















Esta preciosa locomotora llamada "La Gorda" preside la entrada al museo minero.
Mi escaso conocimiento de la Mancha sí me lleva a poder afirmar que son unos artistas en la creación de paseos con toda clase de árboles y jardines que invitan a sentarse en sus bancos, a hablar con la gente, a leer o, simplemente, a ver la vida pasar. Es el caso del Paseo de San Gregorio de Puertollano. Y, animando la vida del paseo, la Fuente Agria: otra muestra de la íntima relación de Puertollano con su subsuelo. Es una agua ferroginosa muy apreciada por los vecinos por sus propiedades terapéuticas. Nos recordó un poco al Vichy catalán pero con un toque agrio o ferroso al final. Dicen que quien bebe de la fuente regresa a Puertollano.



Son curiosas
las regaderas
de hierro
acabadas
en pinchos,
para
no amorrarse...





...que están
a disposición
del visitante
para beber
de la fuente.




Sigue siendo un placer
pasear por ALMAGRO,
con sus calles
de casas blancas y añil,
con la reja castellana
en las ventanas
y el adoquinado de piedra...



Hasta llegar
a la plaza principal
cuyos porches
acogen
el restaurado
corral de las comedias,
que nos transporta
a pleno siglo de oro.



Las berenjenas
en vinagre
son la tapa obligada
de la zona,
pero yo
no puedo con ellas.





El viento
nos acompañó
sin tregua,
pero con gusto,
durante
el recorrido
por las Tablas
de DAIMIEL,
una especie
de lagunas
que se forman
con las aguas
subterráneas
del Guadiana,
aunque
últimamente
escasee
el líquido elemento.



El paseo fue una delicia por las vistas, por las lagunas, por las aves, por los miradores y, sobre todo, por la compañía.


















Y casi se me olvida el apartado de consejos para tomar un café o hablar con los amigos en Puertollano.


La cafetería
La Fábula
nos gustó
por su estética
moderna,
o de diseño,
o "fashion".
En la imagen,
una de las paredes
del local.



Otra propuesta,
para una charla
en un ambiente
intimista,
cálido,
dedicado
al séptimo arte,
el Actor's.

sábado, 11 de agosto de 2007

Itaca eterna












Hoy leía la columna de la contraportada de un periódico. Trataba del viaje, un lugar común en la literatura. Y cuando se habla de viaje, siempre se recurre a Itaca, a la Odisea y su protagonista, Ulises, y cómo no, a Kavafis y a la versión que hizo Lluís Llach del poema del escritor de Alejandría.

Todos andamos más o menos de vacaciones. Desde aquí os animo a que, cuando volváis, me dejéis vuestro comentario sobre el lugar a donde habéis ido pero, sobre todo, explicadme qué es lo que os ha llegado dentro, qué cosa habéis aprendido esta vez, aunque sea pequeña o aunque os parezca insignificante. Y eso sirve también para el que no se vaya a ningún sitio. Podéis hablar de vuestro viaje interior, ese que nunca acaba.
Porque, como dice Kavafis, en el viaje a Itaca no encontraremos nada que no llevemos ya dentro.

martes, 7 de agosto de 2007

Y tú qué sabes? (What in the Bleep do we know?)

Película documental estadounidense que puso de moda hace unos dos años la Física Cuántica a nivel popular.
El eterno debate sobre la naturaleza de la realidad se remonta al famoso “mito de la caverna”: no conocemos la realidad sino las sombras que el mundo refleja en las paredes de la caverna en la que estamos encerrados, dice Platón.
Según la peli, la realidad se reduce a la percepción. Y la percepción (a la que llamamos realidad) se forma por el efecto combinado de creencias, pensamientos y emociones.
Ergo...
La conclusión, creo yo entender (aunque soy de Letras), es que cada uno de nosotros somos los verdaderos artífices de lo real y que si somos capaces de ver la relación entre nuestro mundo interno y lo que ocurre en nuestro entorno... entonces seremos capaces de alterar la realidad o “fabricarla” a nuestro gusto y necesidad.
Durante el documental, diversas personalidades del mundo científico y espiritual teorizan sobre el tema. Y se hace muy interesante.
Yo intento buscar ese puente entre mi yo interno y mi entorno, a ver si puedo modelar un poquito la cosa a mi antojo. Pero no hay manera...

(Imagen: la protagonista, Marlee Matlin)

sábado, 4 de agosto de 2007

Sensitiva


Cuando te conocí
me llamó la atención
un campo de girasoles muertos.

Tus silencios provocaban
un escalofrío perpetuo
instalado en mis huesos.
Aliviado en los momentos
en que volvías conmigo
y te metías de lleno en el papel
de fabricante de sueños.

Tú.
Un ahorrador de palabras.
Contemplador de cuerpos
y objetos.

Yo.
La "mimosa sensitiva"
que repliega sus hojas
al mínimo contacto ajeno.

Una hacedora de instantes
ante
un coleccionista de recuerdos.

(Imagen: flor de la Mimosa Pudica o sensitiva)

viernes, 3 de agosto de 2007

El infierno

Película de Danis Tanovic, nacido en Bosnia-Herzegovina. Su experiencia personal de la guerra le hace reflexionar sobre la infelicidad de las personas que, aparentemente, tienen una vida cómoda. Cito textualmente lo que comenta el director en una entrevista y hago mías sus palabras:
- "El infierno puede formar parte de nuestra vida cotidiana. No hay que ir a Afganistán para adentrarse en él. En ese país sacudido por la guerra he encontrado a personas mucho más felices que en París".
- "Después de haber conocido la guerra me deja perplejo ver cómo en un contexto en el que todo podría contribuir a la felicidad, la gente vive y se crea su propio infierno".
- "La ausencia de comunicación, el silencio, destruye cualquier tipo de relación".