domingo, 9 de septiembre de 2007

La vida de los otros

Hasta la caída del muro de Berlín en 1989, la policía de la República Democrática Alemana, la Stasi, ejercía un control absoluto sobre el mundo intelectual que vivía bajo ese régimen.
Me atrevería a decir que el interés de la peli se divide en dos niveles.
Por un lado, se retrata qué supone para cualquier escritor, autor de teatro, periodista, actores y actrices, etc. trabajar sometidos a un estricto control de los contenidos, sabiendo que la disidencia supone entrar a formar parte de la "lista negra".
Por otro lado, nos encontramos con la historia humana, el relato universal que hace de la cinta una obra maestra: es la historia de un hombre bueno, de una persona que cree en su trabajo pero que, sobre todo, cree en sí mismo y en sus principios. Cuando se encuentra ante una situación que considera injusta es capaz de actuar y, lo que es más admirable, de mantenerse en el anonimato.
Y de fondo, quizá el mensaje de que la sensibilidad, la capacidad de apreciar y de disfrutar del arte, es un camino hacia el entendimiento.
El final es precioso y reconfortante. No sé si estaba yo un pelín floja pero me emocionó muchísimo.
Vosotros/as diréis.

4 comentarios:

Agata dijo...

Ya no pasa sin que vea ésta película.Ya me lo han recomendado mucho.Tengo curiosidad y me gusta el buen cine.Gracias.Cuando quieras,te invito a ver el blog donde participo,hay de todo un poco.También cine.Buen blog el tuyo.Saludos.

Tesa dijo...

Hola, Carlota, pues está ya apuntada en mi lista. A mí también me la han recomendado muchísimo. Y si hay que llorar se llora. Me encanta llorar en el cine, y si la película encima es buena llora de emoción.

A ver si voy esta semana y te cuento, pienso ir sin rimel.

Besos

TOROSALVAJE dijo...

Me gustó, me emocionó, te das cuenta de que a pesar de las leyes injustas, de dictaduras, de censuras, que todo eso puede ser derrotado por los sentimientos, por los valores....

Una maravilla.

Besos.

ynarud dijo...

Cuando supe de ella, la elegí, la vi, la sentí... y encontré la esperanza en los valores del ser humano, de la persona, y del respeto por la vida.
A veces tendríamos que vivir la vida de los demás para no juzgar a la ligera

recomiendo ser vista...

;)