viernes, 26 de octubre de 2007

Ecos de infancia




Mi padre es un traje gris
larguirucho
de silueta quebrada.

Un Cary Grant
a lo Gary Cooper
caminando a lo lejos.

Un cabezazo despistado
con la lámpara colgante
al besarme
por las noches.

Y la cojera de sus botas...
Un eco que incluso hoy
me acompaña y
envuelve mis sueños
de esperanza.


In memoriam

13 comentarios:

Fernando Sarría dijo...

....besos y abrazos.

Anónimo dijo...

hola Carlota, soy Rosa, estoy poniendome al dia de tu blog hacia dias que no tenia ocasión de delitarme con tus palabras
abrazos

Anónimo dijo...

muy bien mami //sin palabras//

Pescador dijo...

Hermoso recuerdo...........Un abrazo intenso

TOROSALVAJE dijo...

Jo. Que bonito....

Un abrazo inmenso.

Emocionado me voy.

Agata dijo...

Al mío lo recuerdo muy alto,como un gigante.Y con unos ojos verdes preciosos que yo no heredé.Y siempre me acompaña en mis recuerdos y en mi día a día.Es mi ángel de la guarda y nunca deja que me pase nada.Un beso,guapa.

Anónimo dijo...

Me has emocionado,me quedo sin palabras.
Un abrazo
Dora

ynarud dijo...

Y que bellos ecos...

un bes :D

Elisa Berna dijo...

Hola, acabo de descubrir tu blog. Me ha parecido muy interesante lo leido aquí, y este poema muy emotivo a la par que elegante. Espero seguir leyéndote. Un saludo.

Anónimo dijo...

es..... brutal! Hasta alguna lagrima he sentido...

Tesa dijo...

me encanta.

Es como la letra de una bella balada. Si fuese músico, compondría una melodía con un poco de nostalgia, un poco de humor y mucho amor.

Precioso, Carlota.

Besos.

a dijo...

Mi padre es un abrigo azúl marino que le alarga la silueta...:-)

In memoriam

Besitos

Gwynette dijo...

la a..soy yo ! :-(