sábado, 10 de noviembre de 2007

Todavía



No dormirán tus labios
todavía
junto a sus ojos cerrados.

Este amor
en suspenso
no sabe de caricias
al caer la tarde.

Ni del hastío
que llega, invasor,
a consumir los días.

A algún lugar
de tu espacio
y su tiempo
van a parar los deseos,
inconsumables,
que hacen este amor
eterno,
perdurable
por incierto.

(Foto: "Al infinito", en www.aranjuez.es)

9 comentarios:

Eryx Bronte dijo...

Me pareces cada vez más profunda, ¿será el otoño?.
Un beso.

TOROSALVAJE dijo...

Que delicia Carlota, un amor así es perdurable por incierto, pero además esperanzado y amargo a la vez.

Un gran poema otra vez.

Besos.

josé luis cervera dijo...

¿Puede lo que causa hastío, ese amor en suspenso, ser motor de perdurable amor?
¿Hasta qué punto el sufrimiento nos encadena; el sentimiento nos esclaviza?
Gracias

Fernando Sarría dijo...

veo que te llega el color de la piel cerca del corazón....un beso

leli dijo...

Es deliciosamente cierto. Así lo veo, así lo siento. La verdad, es que cada vez es más doloroso y más amargo el amor que nunca acaba. El desasosiego del mundo de los sueños.
Un beso impregnado de tristeza

panchicha dijo...

DONDE ANDARA EL AMOR EN ESTE MOMENTO DE INDIFERENCIA INVOLUNTARIA.

SALUDOS.

Tesa dijo...

Conozco alguna persona que sufre ese mal y no son felices.

Se llama estar enamorado del concepto del AMOR. Lo idealizan tanto, que el de verdad nunca no les satisface. Al final se quedan solos.

Preciosa foto para esta ensoñación sin fin.

Un beso, Carlota

carlota dijo...

Gracias, Eryx, por la visita y por el comentario.

Esperanzado y amargo. Es verdad. Como la vida misma.

Algo puede ser eterno, simplemente, porque no se acaba de consumar nunca. Y sí, somos pelín masocas en lo que a amor se refiere. Gracias a ti.

Gracias también, Fernando.

El desasosiego no nos deja vivir y, al mismo tiempo, nos mantiene vivos.

Me ha gustado eso del momento de indiferencia involuntaria. Buena definición de los tiempos que corren. Gracias.

Creo que has dado en el clavo, Tesa. Serías una psicóloga que no tendría precio.

Abrazos a todos a todas. Y gracias por estar aquí.

Fabiana dijo...

lo agridulce una convinacion fatal.. y atrapante, muy buenas palabras las tuyas. besos!!