martes, 25 de marzo de 2008

Sin título

Aunque pasen mil años,
a pesar de las vidas que llevo
gastadas,
no asumo el ser individuo,
la soledad original e ineludible.

Mi alma es de las que se acomoda
en el caudaloso río de la colectividad,
bendito ser anónimo.

Imaginad el sufrimiento:
abandonada a la suerte de ser
yo misma,
en estos tiempos de ignominia*,
donde las puertas llevan doble cerrojo
y cada abrazo
tiene un precio.



(Imagen de la obra de César Galicia, en artelibre.net)
(*Otro día os transcribo el poema de Goytisolo, del cual he tomado este verso prestado)

14 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Hola Carlota.

Bonita imagen y bonito poema, aunque yo a diferencia del autor no me acomodo a la colectividad.

Besos.

carlota dijo...

Hola Toro,
Aquí estamos, tras el lapsus de la semana santa.
El poema es mío, sólo que he tomado prestado el verso donde aludo a los tiempos de ignominia.
Luego, es la autora la que se siente cómoda, anónima, entre la colectividad.
Gracias por la visita y el comentario y un abrazo.

josé luis cervera dijo...

Cierto es que la soledad es original, porque es diferente en cada cual; cierto también que es ineludible, pues forma parte indispensable y necesaria de nuestras vidas. Entonces, ¿por qué no ser individuo? ¿por qué ser soledad de masa, destino mucho más trágico? ¿Por qué abandonarse a la suerte de "ser yo misma"? ¿No es eso una forma de individualidad? ¿Por qué no hacer frente a los "tiempos de ignominia"? ¿Por qué rendirse en el anonimato en ese caudaloso río que como decía aquel inevitablemente da en el morir?

Saludos

josé luis cervera dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Fernando Sarría dijo...

uff..me gusta..ese final..mis besos y abrazos son gratis...para ti.

Tomás dijo...

creo que el anonimato no es síntoma de soledad, la soledad la puede uno padecer en colectividad siendo conocido por todos pero rechazado, estar solitario porque uno quiere o ser como los demás en un colectivo, ser igual, nuestra diferencia es la personalidad, ser igual que los demás para mí es una tontería como ser más que nadie, pero ser uno más en el mundo eso está bien, participar y vivir ...

un abrazo

Traven dijo...

Todos intentamos marcar nuestra individualidad, pero lo queramos o no, necesitamos de esa colectividad que nos hace anónimos y nos permite olvidar responsabilidades y culpas.

Muy bello el poema.

Un besazo,
P.

Trini dijo...

Que triste ha de ser pagar por un abrazo. O, que te cobren por ello.

Es precioso el poema Carlota

Besos

Codorníu dijo...

¡Qué bonito!, Carlota. Al leerte, he comprendido claramente que lo mío no es la poesía. Que lo que dices, yo lo siento subir a mi boca cuando lo leo en ti. Que te entiendo tanto...

¿Cómo lo haces?

Gracias, de corazón.
Pepe.

Tesa dijo...

Hola, carlota me gusta el poema, parece que todos andamos antes de la primavera mirándonos para adentro.

A mí me gusta la soledad. Supongo que me gusta porque cuando quiero dejar de estar sola tengo con quien.

Pero me encantaría ser invisible muchas veces, sobre todo cuando me pierdo por las calles,observando a la gente y haciendo fotos.

Y también en bodas y esos eventos de sociedad de los que no te puedes escaquear.

Lo que más me gusta del mundo es "ir a mi bola".

Ah, la composición de la foto me encanta, los colores, el encuadre...

Un abrazo, Carlota

Tomás dijo...

bueno carlota

pásate por mi hotel que hay una mega gala y un premio para ti

un abrazo

Fabiana dijo...

hola carlota! lindisimo.. sobre todo las ultimas frases.. besos!

Sandra Garrido dijo...

abandonada a la suerte de ser
yo misma,


Es paradojica esta frase, cuanta verdad, cuanto miedo nos tenemos a nosotros mismos, y que complicadas convertimos lo más símil, lo más sencillo.

Buen descubrimiento el que hago esta mañana al entrar en tu blog.

Un abrazo

entrenomadas dijo...

Carlota, mi familia era amiga de Goytisolo. Y yo le adoro, mi re recuerdo es de una persona bellísima.


Un beso,

Marta