jueves, 6 de marzo de 2008

Tienes el aroma del otoño entregado en la piel



Tienes el aroma del otoño entregado en la piel,
un desván de lluvias imprecisas
y el recuerdo del bosque frondoso
cuando todavía no era verano.
Me hubiera rendido con la verdad de tu boca
y con tus silencios hubiera construido un faro,
una llama que resaltara el deseo prendido de tu cuerpo
y me dejara siendo tu humilde farero,
un hombre sin el dolor del tiempo cercando tu corazón con la caricia de la luz.

5 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Otra joya de poema, me gusta mucho.

Carlota te envían buenos poemas.

Besos.

Fernando Sarría. dijo...

gracias a Toro y a ti Carlota..espero tengas mucho exito con este juego de palabras...besos.

Dédalus dijo...

Es una preciosidad; un poema tremendamente sugerente y evocador. Da gusto, Carlota... y es de agradecer que nos presentes a personas con una sensibilidad tan exquisita.

Besos.

Tesa dijo...

Bello poema. Me serena su ritmo su cadencia, como el otoño que evoca, mi estanción favorita.

Fernando te descubro y me descubro ante tu talento poético.

Besos a la anfitriona y al invitado.

Traven dijo...

Muy bello, el otoño y el faro, dos metáforas de la melancolía y la soledad estructurando el mismo poema.

Muy bueno, de veras.
P.