miércoles, 16 de abril de 2008

No hay edén





Yo quería decir...
Que contigo no hay edén,
ni tanto lugar común
que transita en los poemas.
Es sólo que tu piel, tus manos,
son cálida, dulce compañía
de mis ojos cansados,
del crujido constante de estos huesos
que mañana parten, sin tregua,
hacia otra lucha.


Simplemente.



(Foto: Meryl Streep, en "Los puentes de Madison")

8 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Y que más se necesita...

Una dulce compañía puedes ser mejor que el edén. Éste siempre es perecedero.

Besos.

Sandra Garrido dijo...

A veces buscamos más allá de lo que tenemos sin apreciar lo cercano.

un beso

Ignacio Bermejo dijo...

Los puentes de madison. Magnífico. Precioso poema. Me quito el sombrero ante vos, y lo pongo a sus pies como sentido y cierto homenaje.

Fernando Sarría dijo...

no es mal lugar donde cobijarse no?..besos.

Ego dijo...

La oscuridad brillaba, femenina,
las estrellas en quieto movimiento,
cumple ella su promesa, y la culmina
jugando a enamorarse de su aliente.
Sólo desea su cuerpo de aposento,
busca del corazón el fiel latido,
el placer se encapricha, estremecido,
de lo que son erróneos sentimientos.
Y ella ávida de besos preguntaba:
“¿Qué es esto, corazón, para qué lucho?
¿Es esto lo que siempre ambicionabas?
Mas, ¿para qué pensar, si sólo escucho
un silencio brutal que a mí me acaba
cuando digo “mi amor, te quiero mucho”?”

39escalones dijo...

Me encanta el poema, y la foto, claro. Gran película.
Un beso

Zololkis dijo...

See Please Here

Elisa & Rafa dijo...

Buenos días Carlota! Precioso este breve poema, que no por breve dice poco. La lucha cotidiana no cesa para nadie y es bueno tener estos rinconcillos propios, aunque no se llamen Eden.

Un besico!!
*Elisa*