martes, 8 de abril de 2008

Si muere la luna



Dejo la piel para los expertos.
Aunque algo sé...
de cerezas descarnadas,
de alientos húmedos
junto a una ventana de luna,
de almendros en flor,
de mástiles que surcan mares...

Pero yo hablo de otra cosa...

Me refiero al lugar que nos aguarda
a cada ser-único-individuo,
con el mar ya en calma,
los cuerpos relajados,
y sólo nuestros ojos como guía.

.... o tal vez no.

Ojalá en ese trance avistemos Ítaca
para agradecerle que, en esta hora,
-es verdad-
tu mejilla sucumbe, exhausta,
rendida a la sutil danza de mi pecho,
mientras suplico a Cronos
que ralentice el ritmo
de este duermevela.

14 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Carlota éste poema es de los mejores que te he leído.

Es muy bueno. Te felicito.

Besos.

Fernando Sarría dijo...

Seremos un mar en calma.
Tu pecho respirará las olas,
Ítaca apenas tendrá un lejano murmullo en el horizonte
y el silencio azul
acogerá la noche

...besos.

Akinogal dijo...

See Please Here

entrenomadas dijo...

Hoy me viene bien leer estos poemas. Son muy bellos,

Besos,

Marta

Sandra Garrido dijo...

Soñadora, Ítaca te espera,
así es para aquellos que no temen
que se lanzan al vacío
y creen en el amor y en el deseo
que creen en sus sueños.

jooo, casualmente estoy leyendo a Kavafis...como me lo recordaste.

Un besazo

josé luis cervera dijo...

Bien por la composición de este poema. Dos partes bien diferenciadas que confluyen en la tercera estrofa. Estado vital, pasión, elementos eróticos se contraponen a la calma chicha pero inexorable que nos ha de conducir a ese misterioso más allá. Bien, porque seguramente en la muerte (en la oficial, pero también en la muerte diaria)somos materia de placer y de falta de renuncia al gozo de las cosas. Esa lucha por gozar es la que nos hace más humanos.
Excelente.

Trini dijo...

Si muere la luna, los poetas nos sentiremos tremendamente vacíos, ya que ella siempre nos alumbra los versos. Así que creo que en estos versos que nos regalas, donde no falta la luz de la poesía, la luna está más viva que nunca.

Besos

Tesa dijo...

Carlota, es fantástico.

Siento al leerlo una fusión de melodías: blues melancólico, bolero apasionado, y habanera mediterranea.

Uff, ponlo en tu lista para recitar el 10 de mayo, pienso traerme los pelos para que se me pongan como escarpias de la emoción en directo.

Besos.

Traven dijo...

El amor espera en mitad de algunos mares, Ítaca te espera a ti y la luna nos esperara a todos.

Un besazo más,
P.

carlota dijo...

Muchas gracias a todos/as. Soy de las que necesita oír cosas como éstas y, como también ha confesado a veces Fernando, sentirme acompañada.
Un beso fuerte

39escalones dijo...

Jo, qué belleza. Yo en poseía soy inexperto, neófito, un no iniciado. Que alguien sea capaz de escribir cosas tan bellas me conmueve e impresiona.
Un abrazo

Isabel Romana dijo...

Ojala todos pudiéramos encontrar esa Itaca soñada y, quizá, vivida. Un poema pleno de emoción. Saludos cordiales.

Ignacio Bermejo dijo...

Carlota, qué pedazo de poeta eres. ¿Cómo no he sabido nada de tí hasta ahora? Es buenísimo este poema. Me encantó la metáfora de la piel de las cerezas. Te klico a mi blog si no te importa.
Un beso.

Fabiana dijo...

es como comer una cucharada de dulce de leche.. suave, sensual, y relajante..