jueves, 22 de mayo de 2008

A través

Cuando la rutina me atrapa
con su guante de esparto,
hay veces que el sentido
se dibuja en la ventana.
Es como un pellizco
que nace del manto telúrico
y que me dice: niña,
en qué estás adormecida.
Era un paisaje de anochecida azul,
añil, lila, grisáceo,
con dos nubes de rostro rizado
y un cíclope urbano al fondo.
Que una ventana sea
mi enlace con el mundo...
La misma vidriera en la que,
otrora,
golpearán con fuerza los brazos
de un zeus enbravecido, envuelto
en rayos, y envidioso
de todos los amores de la tierra.

7 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Que te atrape más veces.

Lo escribes y yo lo leo.

Gratis además.

Besos.

Anónimo dijo...

Muy bonito.
Realmente tienes alma de poeta,tus palabras son muy bellas y creas unas imágenes muy sugerentes que a veces,a mi,me cuestan de entender pero que cuando lo consigo disfruto con ellas.
A ver si algun dia nos la recitas tambien,va anímate.
Besos
Dora

Elisa dijo...

Muchas veces esa ventana es la única conexión que tenemos con el mundo. Tardes grises que no invitan a salir y vivir fuera, sino a nuestro particular viaje interior.

Un besico.

Fabiana dijo...

como dice anonimo.. tenes un don para la poesia... muy lindos versos carlota!
te debo otro mandala, pronto lo voy a estar haciendo!
un beso grande! hasta prontito!!!

Fernando Sarría dijo...

mucho cristal?...besos.

JeT'aime₪TeAmo₪TiAmo₪IkHouVanJou₪JegElskerDig dijo...

Tras el cristal, se puede ver todo, con claridad´....

Besos.

josé luis cervera dijo...

A las pruebas nos remitimos, esta ventana en la que ahora escribo es un enlace con el mundo, tal vez fruto también de una rutina...

Saludos