jueves, 12 de junio de 2008

Planetas en las manos

Conjuro al regazo
de todas mis abuelas.
Hoy me hundo
en su enfaldo y aspiro
los aromas que sólo recuerda
mi caja de música.
Huelo a harina y a sofrito,
a "arbolitos" de bróquil
y a sesos rebozados.
Exhalo el olor a viejo
de mi libro de cuentos,
que nació con las hojas
ya amarillentas, sabias,
y con la dulce mano arrugada
que lo asía,
impresos todos los planetas
del universo en las manchas
de su dorso.
Algún cuerpo celeste empieza
a admirar los anillos de colores
de mis dedos.
No puedo abrir los ojos.
"... y la malvada madrastra
se puso roja de rabia
y amarilla de envidia
y rompió el espejo
en mil pedazos..."
Duermo en aquel regazo.
Cómplice del vacío y del vértigo,
"me río en la cara
del peligro".

10 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

El regazo de las abuelas debe ser lo más parecido al paraíso.

Un beso Carlota.

josé luis cervera dijo...

La descripción melancólica y de auto refugio es de vez en cuando necesaria para alejar de nosotros esos fantasmas que vienen a perturbarnos. Me ha gustado el tono descriptivo y el contraste a mi modo de ver violento del espejo roto. Me agrada el uso de este presente como histórico y de la expansión que transluce, representado en los planetas del universo y en los mundos paralelos de las malvadas madrastras.
Enhorabuena.

Saludos

ynarud dijo...

ayssss esos regazos llenos de ternura e historias de nuestra propia vida.

;)

Fernando Sarría dijo...

todos los tiempos nos exploran...besos..no me has mandado el poema?

besos

f.

MartaNoviembre dijo...

Ay... Voy a ver a mi abuela dentro de poquito, y tu poema me ha hecho recordar un montón de cosas de mi infancia con ella, en el campo... Gracias Carlota.

Un beso

Albatros dijo...

Este poema destila y desbrda ternura, es realmente precioso.

Un besazo,
P.

Tomás dijo...

jajjaa, no reíremos porque te he dejado un regalito en mi hotel del alma, cuando puedas puedes venir a recogerlo, espero que sea de tu agrado, hay una super gala montada, música, barra libre etc. Y no te preocupes por llegar tarde, esto es para largo, jejjeje

Salu2

Veronica Curutchet dijo...

Felicitaciones por el PREMIO AMOR PERFEKTO

Un abrazo,
Verónica

Trini dijo...

Leyendo est ebello poema he recordado la cara y el pelo en ondas de mi abuela. Su silla de patas cortas, donde solía sentarse y, a veces, acogerme entre sus brazos.

Besos

Pescador dijo...

....me llegó ese aroma especial de mi bisabuela que me crió en parte con el tiempo, ella no me contaba cuentos, me contaba historias de su vida y yo soñaba con el mundo...El mejor regazo es el de una abuela (o bisabuela).
Recibe un abrazo fraterno.