miércoles, 30 de julio de 2008

Todos los caminos



Jugar es tan lícito
como intentar domar
al caballo desbocado
del deseo.
Todos los caminos
convergen en que
tu mano izquierda
estreche a tu derecha.
Un círculo cerrado.
No hay dios.
O sí.
La piel sólo acompaña
un tercio del sendero.
Me acojo a sagrado.
Sé que los temores
marcan mi elección.
Lo acepto.
No derramaré una lágrima
si me aprisiona el espejo.

martes, 29 de julio de 2008

Reina de la noche



Yo tenía quince años el verano en que Miguel Ríos nos hacía vibrar con sus ajustados pantalones de rayas.
Porque también es verano, porque ha pasado el tiempo y estoy un poco melancólica, porque era la primera vez que iba a un concierto, y por alguna que otra noche... os pido que lo escuchéis con el volumen a tope y un gin-tonic (de bombay).
Besos

viernes, 25 de julio de 2008

Definición



Como la sal de frutas,
efervescente, refrescante,
el principio activo
que despliegue la sonrisa
hasta en los días de invierno
o que arranque una lágrima,
fósil en la cárcel del tiempo.
Así me quiero.
No renuncio al calor,
a la manta, una caricia,
el vello de punta al tropezar
con tu mirada.
Vengo a salvarte.
He visto la sombra de la cruz
titubeante al mirar el infinito
por encima de tus hombros.

(Imagen: "Presencia", de Nicoletta)

domingo, 20 de julio de 2008

El gimnasio y la mirada

El gimnasio es ahora el lugar de recogimiento de las almas. Un encuentro con nuestra soledad a ritmo extasiado, sudoroso. Más cansancio, más... No lo sabemos, pero allí vamos para redimirnos de nosotros/as mismos/as. No hay placer en el dolor de las extremidades, los abdominales o los pectorales. No lo sabemos, pero el gimnasio es el cilicio del siglo XXI. Sudar hasta perder de vista el cuerpo. Niebla en el cerebro. Difícilmente se cruzan las miradas, perdidas pero deseosas, en el fondo, de que alguien se apidade y nos libere de nuestro naufragio.

jueves, 10 de julio de 2008

Madreselva enamorada



Pienso a menudo que sólo vivo
en las palabras.
Cuando, como hoy, me acomodo
y desentraño la frase que ha de llenar
la dejadez de este día,
lleno de instantes que no acierto
a procesar.
Ni quiero... ni puedo.
Yo sé que la Luna no tiene ojos.
Jamás la he visto perder el equilibrio
en el universo... por chafardera.
Y entonces, en medio del tráfico,
los ruidos, mi angustia...
he tenido que volver atrás
a adivinar el aroma que me hablaba:
una mezcla de pino, hierbabuena y azahar.
Qué sé yo de los ojos de la Luna...
No la he visto nunca tropezar
... por chafardera.
Pero a mí me ha acariciado, hoy, una espesa
madreselva.
Y algo viene a decir del Universo.
Y de este punto del crucigrama
que me planta cara.
Algo querrá decir.

Adaptación del poema en catalán que titulé "No parlo de llunes" y que está colgado en el bloccatalà . Me gusta más la versión original pero me apetecía probar con la traducción-adaptación.

martes, 8 de julio de 2008

Sequía de palabras

Como últimamente ando un poco en sequía, le agradezco mucho a FernandoSarria que nos mantenga vivos en su blog, con su expo-feria de poesía. Y le agradezco también la bien hallada foto que ilustra el poema "Como la tierra".

Pues eso, Gracias.

viernes, 4 de julio de 2008

Manderley soñado



"Anoche soñé que volvía
a Manderley".
Pedazos de vida, aunque
terribles, me esperaban allí:
el fantasma de Rebeca,
un atormentado Maxim,
la "lesboenamorada" institutriz.
Y la intriga, la duda,
la envidia, la pasión.
El amor.
Soñé con Manderley.
No hay mansión ni misterio
a los que sobrevivir.

(Imagen: fotograma de "Rebeca", de Alfred Hitchcock)