viernes, 29 de agosto de 2008

Dormirás



En tus ojos de diamante viaja escondida
una lágrima baúl de la memoria
que ansía, como una amante
avezada a la espera, el roce de mi boca
sedienta del sabor salado
que ha de fundirse por siempre conmigo.
Dormirás entonces con cuento y música de niño.
Y tus manos me hablarán de ti mientras amasan
mi dulce pan de flor*.

(Imagen de Nicoletta)
* Tomo prestada la expresión "dulce pan de flor" de un poema de José Luis Cervera (el alma de las cosas)

lunes, 25 de agosto de 2008

Conociendo mar



Todos los veranos pasan
por encima de un deseo mar adentro.
Estiro los brazos y casi agarro
el cálido aire embriagador.
A veces lo entiendo y me siento
al fresco de la tarde.
Me gustaría ser un viejo y
fumar en pipa. Qué envidia
de esos ojos que conocen.
Hubo un atardecer marino ayer
que se encaprichó de mi cabello.
Tu voz me trajo de nuevo a tierra firme.


El plasma marino y el plasma humano tienen la misma identidad física, química y fisiológica. Hay cierta coincidencia en el mundo científico en señalar que el origen de la vida se encuentra en el agua ya que el primer ser vivo, aparecido hace cientos de millones de años, surgió del océano primitivo.

domingo, 24 de agosto de 2008

jueves, 21 de agosto de 2008

La incertidumbre



Deprisa, deprisa...
Vivir a ritmo de sueño.
Imágenes inconexas,
el hombre del paraguas
gris,
patear las calles y llegar a un viejo
caserón,
la puerta abierta,
nadie se mira,
el lenguaje sólo existe para comunicar
en la distancia, vía móvil,
mientras tú resistes, triste,
estoica, la mirada ciega,
y las manos atadas.
Quién se acuerda de las lágrimas,
de mirar, tocar, besar,
de perder un tiempo contigo,
de dar la mano.
Son las doce y tengo tanto que leer,
espera, más tarde te cuento,
más tarde...

(Imagen de la película "Before born")

martes, 19 de agosto de 2008

Quelqu'un m'a dit




Sabíais que la canción del Nescafé de hace unos años es una composición de Carla Bruni, de un álbum que salió al mercado en 2002 y que era un homenaje a la "chanson" francesa?
Suena muy bonito y, entre otras cosas, dice:

"Alguien me dijo que nuestras vidas
no valen gran cosa
pasan en un instante
como la fragancia de las rosas".

lunes, 18 de agosto de 2008

Atrezo



Una alfombra de pérdidas llora
al despegar la planta de mis pies.
Cada vez me levanto más digna,
quizá ya nunca toco el suelo.
En la cuerda floja no ha lugar
evitar ni un segundo el punto de equilibrio.
Sé que he de perder.
Porque rozar tu piel ahora
es activar el tiempo de descuento.
Aunque no me resigno a desempolvar
el atrezo de otra despedida.
Hoy no.

domingo, 17 de agosto de 2008

Marc Anthony - Valió la pena



El "Valió la pena" de Marc Anthony es imposible escucharlo sin las caderas y los pies en convulso movimiento.

sábado, 9 de agosto de 2008

Intromisión



Sólo la noche escucha mis silencios.
Formo parte del equilibrio incomprensible.
Quién más podría entender
la coreografía sideral que me toma
por uno más de entre todos los astros
celestes.
Apareces tú y me haces sólida sombra
apretada contra el colchón.
Qué de constelaciones representan
nuestros cuerpos al son del concierto estelar.
El silencioso estruendo,
espectáculo de estrellas tililando,
llega distorsionado.
Te cuelas en el vacío de la noche
y ya no soy libre.

jueves, 7 de agosto de 2008

No me canso - Ana Torroja



"No sé dónde está mi ropa...
la habré perdido junto al miedo."

Otro poema del Sarría

Hay que ver cómo está el amigo Fernando...
En éste, sobran las fotos: se te enciende el flash automático en el cerebro... o vete a saber dónde.

LA TARDE...
La tarde habilita un trasiego de murmullos.
¿Qué tendrá este estío que me inunda?
Su desnudo abre el fértil regalo de la sombra.
La persiana deja entrever los golpes de la luz:
la cama de madera, las sábanas azules,
el color terroso de las paredes…
Soy un desierto de sed inquietante.
Fruta madura, tus pechos me sostienen.
Ahora con suaves y constantes círculos
tocas tu sexo con los dedos.
Me miras desde el silencio antes de cerrar los ojos
y darme la humedad de tus yemas a mis labios.
No sé cuantos incendios traerá el ocaso,
este atardecer de pérdidas,
pero mi boca sabe ahora de la tormenta
y del agridulce sabor de la lluvia.

lunes, 4 de agosto de 2008

Mirando a Brooklyn



Un mar terroso inunda esta profundidad
de estío.
Sueño mar
y arena.
Sabré tender un puente
y hacer de vigía un tiempo,
suspendida en las cuerdas desde donde diviso
las luces de Brooklyn.
Me sienta bien la resina en las manos.
La brisa trae sabor a canela
y se ríe de mí.
Brooklyn espera.
Pero no por mucho tiempo.

sábado, 2 de agosto de 2008

Un poema de Fernando Sarría



Detrás de ti ha de arder el fuego de la noche.
¿Qué nocturno suena en las teclas de tu cuerpo?
Hay unos pétalos de rosa disueltos con el agua,
la lluvia apenas deja más palabras que las que cerca el incendio.

En tu piel el olvido canta,
se hace un nombre con vuelo de pájaro,
y aunque tu mano sepa de ti,
espera otra música y otra voz que se haga viña y sarmiento.

No hay mejor sorbo que el vino que abre las coroloas
con ese sabor de la tierra fecunda y roja.

Traes el bochorno y en el sudor
el desierto amanece húmedo,
arena que gime
cuando se sabe besada
por un rocío extraño.

Has de perder,
siempre se pierde,
porque la victoria
es un tiempo que pasa.

Tendrás el imán de las brújulas
y sabrás ir y venir por muchos cuerpos,
¡Cuánta soledad frecuenta tu piel!,
hay miedos que nunca saben dejarse vencer.

Amanece y sabes de mí porque no estoy.
Es cierto. El estío apresa el dolor
y lo esparce por todos los rincones de la tierra.

Un río se pierde en el horizonte.
Hay lejos espacios que llena su agua.
Miradas que en silencio le preguntan lo mismo.

Espero que te guste la foto que he elegido, Fer.