sábado, 2 de agosto de 2008

Un poema de Fernando Sarría



Detrás de ti ha de arder el fuego de la noche.
¿Qué nocturno suena en las teclas de tu cuerpo?
Hay unos pétalos de rosa disueltos con el agua,
la lluvia apenas deja más palabras que las que cerca el incendio.

En tu piel el olvido canta,
se hace un nombre con vuelo de pájaro,
y aunque tu mano sepa de ti,
espera otra música y otra voz que se haga viña y sarmiento.

No hay mejor sorbo que el vino que abre las coroloas
con ese sabor de la tierra fecunda y roja.

Traes el bochorno y en el sudor
el desierto amanece húmedo,
arena que gime
cuando se sabe besada
por un rocío extraño.

Has de perder,
siempre se pierde,
porque la victoria
es un tiempo que pasa.

Tendrás el imán de las brújulas
y sabrás ir y venir por muchos cuerpos,
¡Cuánta soledad frecuenta tu piel!,
hay miedos que nunca saben dejarse vencer.

Amanece y sabes de mí porque no estoy.
Es cierto. El estío apresa el dolor
y lo esparce por todos los rincones de la tierra.

Un río se pierde en el horizonte.
Hay lejos espacios que llena su agua.
Miradas que en silencio le preguntan lo mismo.

Espero que te guste la foto que he elegido, Fer.

6 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Un poema exquisito. Muy bueno.

Felicidades a los dos.

Fernando Sarría dijo...

joer...ha quedado de cine..azul...besos y gracias

Ayshane dijo...

Poeta... que decirte que no desmerezca la belleza que transmites con cada palabra encadenada sabiamente para transportarnos con frescura a través de cada poema...

Besitos Panterilla jejeje ;D y a ti también Carlota por publicarlo...

besitos

Sabela dijo...

Yo también os felicito a los dos, bonito poema y muy buena presentación.
A 30 km de Lugo existe una villa que se llama Sarria, (sin la tilde en la "i" lleva acento en "Sa") es donde está el Instituto en el cual trabajé de administrativa).
Abrazos.

Camille Stein dijo...

combinación perfecta de texto e imagen... el poema, deslumbrante

mi enhorabuena a los dos

Elisa dijo...

Un poema para erizar la piel, con esa sutileza sensual a la que nos tiene acostumbrados Fernando, no es así? Precioso.

Os mando un saludico a los dos!!

elisa