miércoles, 17 de diciembre de 2008

Hojas de ruta en sepia



No inventamos nada.
Esta mano ha paseado otros rostros
y tu mirada viene cargada de esperas.
Pero sí desenvolvemos este momento,
el minuto que nos regalamos
uno en la boca del otro. Con el sonido en off.
Hemos leído y sangrado que no hay eternidades.
Y por eso nuestros pechos saben fundirse así,
excitados y templados a un tiempo,
con el saber de lo viajado en otros cuerpos
que ahora nos sirven para amarnos tanto... tanto.
Venimos de tan lejos para constatar
que hay afectos que vagan sin rumbo.
Que el deseo había trazado en nuestra piel
su propia hoja de ruta.

20 comentarios:

Cesc Fortuny i Fabré dijo...

Escindidos del vacío, añoramos esa nada, ese útero hueco. Nos llueven los ojos en la eterna prédica, y buscamos otros cuerpos solos. No inventamos nada, sólo queremos reverberarnos.

Un abrazo.

Fernando dijo...

a veces somos los muelles donde las manos se encuentran...hay sabores sin tiempo y ese fulgor que deja el sudor para nosotros...te beso.

TOROSALVAJE dijo...

En sepia, hojas de ruta con muchas etapas tachadas y acercándose a la meta...

Besos.

luisa dijo...

La experiencia en el viaje es un grado, pero nunca son iguales las montañas ni los valles, ni tan siquiera los senderos de piel que creímos recorrer más de mil veces. Tampoco los besos son los mismos. Tal vez nosotros seamos diferentes y sepamos, a ciencia cierta, que no hay más camino que el que estamos recorriendo. Un mapamundi de sensaciones que esconde el aprendizaje del pasado y lo volátil del presente. Me ha encantado el poema. Deja un poso perdurable, como el calor de un beso en la piel.

Mónica dijo...

no hay nada que inventar, porque cada día es distinto, aún haciendo lo mismo, cada día tiene algo especial que no tienen los otros. Aprovechemos eso!

Cesc Fortuny i Fabré dijo...

Gracias Carlota por leer nuestra entrevista, te lo agradezco mucho. En serio.
Un abrazo.

thoti dijo...

.. venimos de lejos y seguimos viajando..

.. un beso y felices días, Carlota..

josé luis cervera dijo...

"Hemos leído y sangrado que no hay eternidades". Es cierto, por eso los cuerpos que visten a las personas, "viajados", recién lavados o tendidos en las azoteas han de saber moverse con el viento, "sin rumbo" o con esa hoja de ruta trazada en lo más hondo de nuestra piel, en una palabra, han de ser diaria ración de vida.
Saludos.

Elisa Berna Martínez dijo...

Menos mal que los pasos de ayer nos llevan de la mano por el camino de ahora. Como dice el anuncio, somos todos esos atardeceres que hemos vivido, y los cuerpos que hemos amado. Precioso Carlota!!

PD: Espero volver pronto, estoy perdida desde hace demasiado tiempo! Pero sigo entre tus letras, eso sí.

Albatros dijo...

Los caminos de la pasión, del amor, no son nunca nuevos, siempre otros los ha recorrido antes, no inventamos nada, pero siempre los recorremos por primera vez, no es el color ni el brillo lo que importa.

Muy bello Carlota, como siempre.

Un besazo.

Marta Noviembre dijo...

Cuánta razón, Carlota... Como siempre, un gusto leerte.

Feliz Navidad aunque pesen estas fechas, y sobretodo, buen 2009.

Un beso

Trini dijo...

Una ruta amsiada, a pesar de todo. Porque el deseo, en los que se aman, es el camino.

Besos y feliz Navidad, Carlota

Codorníu dijo...

Querida amiga, llega el solsticio: una fecha tan antigua como especial. Quiero que sepas que pensé en tí cuando hice la entrada última de Aguasabajo. Nuestras letras han enredado como el Guadiana durante el 2008. Y yo me he sentido muy bien con tus comentarios y tu amistad.

Felices fiestas.
Un beso de burbujas de Codorníu.

Elisa Berna Martínez dijo...

Hola poeta, quería decirte que he dejado en mi blog un regalillo para ti, por si te apetece recogerlo... Un besico fuerte!

Javier Díaz Gil dijo...

Querida Carlota
Regresar a tu blog es como regresar a unos brazos acogedores. Me reconozco en tus poemas y en ese mundo tan tuyo, tus imágenes tan sugerentes y visuales.

Seguir en el camino y cantar es el objetivo.

Sigue cantando Carlota

Feliz 2009
Javier

Anabel dijo...

Hojas de ruta que nunca sabemos dónde nos van a llevar... tal vez al amor deseado, al deseo complacido...

No puedo regalarte un mapa dónde decirte qué ruta cojer -ojalá lo tuviera para mí misma- pero te dejo mis mejores deseos para este año que comienza, que sigas escribiendo esa poesía tan estupenda que te sale de las entrañas del corazón y que sigamos leyéndenos.

Besos, Carlota,

Anabel, la Cuentista

Cesc Fortuny i Fabré dijo...

Se te extraña.

ynarud dijo...

EOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO

OndeEstas!!!!

;)

Cesc Fortuny i Fabré dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Cesc Fortuny i Fabré dijo...

No hay miedo ante el espejo, hay terror ante el reflejo.