martes, 9 de diciembre de 2008

Silencio y palabras



Inspirado en un monólogo de "La vida secreta de las palabras", de Isabel Coixet.


Y se hizo el verbo.
Luego... el principio es el silencio,
acaso un zumbido de brisa marina difuminado.
Ella casi toca con los dedos la génesis.
Le hace el amor al silencio. El amante
que besa sus labios de clausura.
Es tal su entendimiento que las palabras pierden.

Pero Él hoy la ha mirado. La ha visto.

Calla! Aborta palabras en mi boca desnuda.
Volvamos, amor, juntos al origen.

(Imagen: "El beso de la esfinge", de Franz Von Stuck)

6 comentarios:

TOROSALVAJE dijo...

Ahora mismo volvería.

Sin dudarlo.

Besos.

Fernando dijo...

seremos pronto silencio...besos.

Albatros dijo...

shhh..., precioso Carlota.

Un besazo.

Trini dijo...

Has creado un precioso poema Carlota. Estamos tan faltos de palabras de amor o, en su caso, de silencios enamorados...

La penúltima vez que fui al cine fue para ver esta pelicula y me enamoré...acaso, del amor.

Besos

Cesc Fortuny i Fabré dijo...

El asesino guarda la brújula que señala el silencio,
el único referente.
Y la barca emprende otra vez el camino,
hacia la nada.

Excelente película, maravilloso poema.
Saludos!

josé luis cervera dijo...

Las palabras aun lanzadas al viento también son silencio, pues no son más que una simple herramienta, un continente siempre, pocas veces un contenido. Tenemos la facultad de hablar, de decir cosas, de comunicarnos, pero aun así también de sentirnos solos. Enclaustranos, palabrearnos, amar al silencio...

Saludos.