lunes, 12 de enero de 2009

Afuera cabalga el tiempo



Mis caderas y tus hombros,
dos referentes de un diálogo mudo.
Hablamos de un río,
de la noche estrellada,
de la libertad de dos purasangres
que cruzan la llanura con su pelaje
brillante alazán.
Hay restos de canela en tus labios
y una cascada fresca inunda las miradas.
De fondo, el sonido del galope que no cesa,
la música celeste infinita, el agua.
Hemos logrado detener el tiempo.

18 comentarios:

Maribel Sánchez dijo...

joooooo esto si que es un buen final de vacaciones, gracias Carlota por el regalo que me has dejado.

En cuanto a tu poema....... que decir que ya no sepas?

Un beso enorme.

P.D. te dejo trabajo en el adictos.

TOROSALVAJE dijo...

Buenísimo!!!

A galopar.

Besos.

Elisa Berna Martínez dijo...

Qué pocas veces se consigue parar las saetas! Leyendo tu poema se consigue la paz necesaria para vencer al reloj.

Besicos poeta!

Fernando dijo...

ser tiempo detenido...
el esfuerzo,
la convicción,
el anhelo,
cada gota de sudor del otro,
lamida, prendida a la piel,
y entonces saborearnos
como si el mundo,callado,
sólo fuera un paisaje.

un beso.

Cesc Fortuny i Fabré dijo...

Sólo queda el espantoso silencio del tiempo.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Me encanta tu bitácora, la encontré por casualidad buscando un poema concreto. No sólo escribes bien, tienes gusto también para elegir las imágenes. ¿De quién es la que has puesto? Es preciosa.

Caminante dijo...

Estos "viajes" que nos relatas últimamente, son como para no quedarse indiferentes..., dan ganas de...

Un besazo.

luisa dijo...

“Detener el tiempo” es justamente eso. No existen los relojes donde los minutos no cuentan. Leyendo el poema, nos adentramos en una burbuja mágica donde querríamos quedarnos para siempre. El sabor a canela es un toque perfecto.

Me ha encantado el dibujo. Precioso.
Un beso.

carlota dijo...

Como siempre, agradezco mucho los comentarios y las visitas.
Y respecto a la pregunta de anónimo: la verdad es que yo también buscaba al autor o autora de este óleo pero no he podido encontrarlo. Fue un hallazgo de esos buscando una ilustración por casualidad.
Abrazos a todos/as

Cesc Fortuny i Fabré dijo...

Podemos conversar siempre que quieras.
Un abrazo.

Trini dijo...

Con tal referente, lo raro sería no que el tiempo no se detuviera...

Precioso poema Carlota.

besos

entrenomadas dijo...

Bueno!!!
aparco la merienda y me instalo aquí un buen rato. Tengo varios poemas que recorrer, que cabalgar en tu blog.

Precisos versos y de lo más apropiados.

AUGURI!!!


Marta

josé luis cervera dijo...

El agua es vida, y este poema está empapado de ella. Y no es precisamente agua estancada, aquella que el caballo se niega a beber.

Saludos.

Gatoperromiau dijo...

Hola Carlota tenemos algo en común, tú eres poéta escribiendo yo lo hago con mis pinceles.

saludos y un abrazo.

Marcos Jara M.

Anabel dijo...

Afuera cabalga el tiempo y adentro el latido de dos corazones al galope...

Qué maravilla.

Besos,

Anabel, la Cuentista

Gatoperromiau dijo...

Hola Carlota, no me queda mas que agradecerte tu visita a mi blog y tus comentarios,fueron muy certeros y alagadores.
En cuanto a tu blog veo tambien que eres sencible y eso da derecho a decir que eres una verdadera artista, tambien me gustaron mucho las fotografias de paisajes, son fantásticas y me encanta tu país.

Un abraso afectuoso.

Marcos.

Tendencia Vital dijo...

Hermosa sensación hípica, de carreras sin prisas y a rienda suelta.
Animales montados a pelo, sin montajes ni monturas, ansiosos por su partida en la linea de llegada.
Besos

N.Anselmo dijo...

Felicidades por el blog, es realmente bueno... A galopar!