miércoles, 18 de febrero de 2009

Robar puede ser bueno



Ruedas por la carretera.
Y robas.
Eres un ladrón bucanero
de carcajadas en los bares.
De palmadas en la espalda
a tu paso, apretones de manos,
miradas cómplices, abrazos.
Robas esperas que no tienen sentido,
la vida se viste de corto a estas alturas.
Al abordaje, robas de mí
lo que aguardaba en la isla del olvido.
Tatúas mis labios para siempre
de historias de los mares del sur,
de ron, de risas porque sí,
y de ti.
Del rojo sentir de tus gemidos.

12 comentarios:

Codorníu dijo...

Gracias.

Hermoso poema. Yo también robo carcajadas en los bares.

Un beso.

Cesc Fortuny i Fabré dijo...

Caramba! casi me parece ver a Johnny Deep

Me quedo paseando por "Robas esperas que no tienen sentido"

robar esperas, me parece una atrocidad, aunque Groucho decía que estaba bien llegar con un retraso elegante.

Desconozco si has tenido tiempo de leer mi poema o no en Lleida, pero el simple hecho de que pensaras en ello representa un gran honor para mí.

Te doy millones de gracias.

Un abrazo sincero.

Caminante dijo...

Yo no robo nada, jeje, a mí me lo regalan todo..., aunque de vez en cuando...

Bueno, a mí me ha encantado eso de robar esperas y me encanta ver un poema con sonrisa, que de vez en cuando, hace falta.

Un besazo.

Anabel dijo...

Robar para tener con qué regalar, para poder tatuar labios y contar historias. Estupenda idea.

Bien, muy bien ayer.

Besos,

Anabel, la Cuentista

luisa dijo...

Qué bueno que haya ladrones que nos roben las esperas sin sentido y lo que guardábamos en la isla del olvido. Así deberían ser todos.
Me ha gustado la asociación de ideas que generan tus versos.

Un beso.

Cesc Fortuny i Fabré dijo...

No se como agradecerte que mostraras mi poema, te mando millones de besos.

Trini dijo...

Este robo que describes, tan poética y bellamente, es un robo perdonable a todas luces.
Estamos tan pobres de carcajadas.
Besos

thoti dijo...

.. tengo una amiga que dice que somos piratas del corazón.. me gustó tu poema..
.. feliz finde, Carlota..

Tesa dijo...

Uno de mis sueños locos es viajar por la 66 amaricana con un viejo Cadillac rosa chicle, parando y haciendo fotos por esos parajes y pueblos raros; y si lo hiciera me llevaría pegados al salpicadero estos preciosos versos.

Muy buenos, Carlota, y también me gustó la foto elegida.

Un abrazo,

Cesc Fortuny i Fabré dijo...

Sólo un saludo.

Alf. dijo...

aishhhh, son necesarios esos ladrones?

Fabiana dijo...

esos personajes que se tornan fascinantes.. como no te vas a dejar "robar" por alguien asi??