viernes, 24 de abril de 2009

Inventario de células nuevas para una mejor risa



Creo que me sentaré a acariciar el tiempo.
A ver si así deja de fustigarme con su látigo.
He de dejar de implorar perdón por no aprehender
todo lo que una mente es capaz de cotejar.
Sé que cada día mueren a mi paso
pequeños universos que no he alcanzado a ver.
Duele ser portadora de esa dejadez,
saberme culpable de infinitos homicidios negligentes.
No abasto. No abasto. No abasto.
Me entretendré a acariciarte hoy todas las células nuevas
de tu rostro, a provocar tu risa,
esquivando las durezas de las cicatrices que despreciaremos
para siempre.
Puede ser tan simple...
Recuerdo que de niña dejaba comida junto a los hormigueros.

(Imagen extraída de "citywiki.ugr.es")

11 comentarios:

Giovanni-Collazos dijo...

Hey!! yo también dejaba comida a lado de los hormigueros, cuando era niño... y hacia luchar a las hormigas con las arañas que cazaba... siempre ganaban las hormigas.

Me ha gustado mucho este poema, muy bien Carlota.

Un abrazo.

Gio.

TORO SALVAJE dijo...

A ver si convences al tiempo, aunque me parece que es inconmovible.

Besos.

Caminante dijo...

Me encanta ese final, consigues devolver la vida a tus "víctimas" involuntarias...

Besos

Anabel dijo...

Uf, sí, cuántas oportunidades perdidas, cuántos universos desaprovechados sin darnos cuenta, sin poder hacer nada por recuperarlos.

Tal vez el secreto sea ese: acariciar al tiempo, mirarlo con cariño en vez de con desdén y pensar que perderlo un poco de vez en cuando puede proporcionarnos otros universos diferentes y hermosos.

Un poema preñadísimo de imágenes y sentimientos, recuerdos y vida.

Besos,

Anabel, la Cuentista

josé luis cervera dijo...

No deja de ser trágico el pensar en la imposibilidad de querer coger todo aquello que pasa, porque lo vivido, lo que vemos, lo que nuestros ojos disfrutan, es bello. Esas células son en definitiva nuestro particular tesoro.

Saludos

Fernando dijo...

todavia hay sueños en tus ojos..besos.

thoti dijo...

..a mi me da hoy por pensar que las personas que saben disfrutar más de la vida, están llenas de cosas muy, pero que muy, simples..
.. un beso, y sigue esquivando durezas, Carlota..

Cesc Fortuny i Fabré dijo...

... un día u otro,
las hormigas vuelven
a por todas las raciones
que les negamos.

Muchos besos.

bRaiChy dijo...

Todos somos culpables de algo que dejamos pasar/escapar. Aunque de pequeños dejásemos comida al lado de los hormigueros.

Sublime fusión poema-imagen.

Jorge Arce dijo...

!Que buen texto! Voy a volver a seguir leyendo. Un abrazo

TriniReina dijo...

La vida nos pasa tan aprisa, que lo imperdonable es no vivir el día a día, sólo así disfrutaremos de algo ya que el todo siempre nos esquivará.

Besos