miércoles, 13 de mayo de 2009

Planos de existencia divergentes para algunos sentidos



Transita Isolda por un plano de existencia
azul y blanco donde una brisa siempre
masajea su melena roja. Tacto de viento.
Hay accidentes de coche, enfermedades que se apean
en un cuerpo, gritos de escalera con olor a guiso rancio,
besos en un rellano, amor no buscado. Mirada al horizonte.
Olor de mundo que pasa de puntillas a veces,
hidrocarburos, pollo al ajillo, sangre en el asfalto,
tarta de limón. Olfato de tu sexo y mi sexo acelerados.
Y en la boca siempre el sabor del caballero,
del cuello, de su sexo imán para estos labios,
de la piel toda. Siempre ese gusto que brota
en las entrañas sin llamarlo, para el que no hay viento
ni horizonte que valgan su destierro.
Y la voz que sobrevive a todos los silencios.
De Isolda huyen los ojos y las manos. El resto,
un manantial que fluye en nombre de lo irreprimible.

Imagen: "La sed", grafito y pastel sobre papel de acuarela, de Marcos Rey Vicente.

7 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Isolda atrae como un imán.
Está radiante.

Besos.

luisa dijo...

Hola, Carlota. Está difícil lo de ser bucólico mientras hay olores de resto de comida y las enfermedades se apean en los cuerpos. La cruda realidad sube por la escalera mientras se besan los amantes. Va vestida de humo gris, tiene los ojos tristes y lleva la mano extendida para pedir limosna. Menos mal que existen oasis en la tierra. Y si no los hay nos los inventamos.

Me gusta esa mixtura que utilizas. Ese poso de realidad con el que adornas los versos. Frases cortas que me detienen y me llevan de la mano a otra y otra. Ágiles estos versos.

P.D El dibujo es una maravilla.

Un beso.

luisa dijo...

Hola, Carlota. Está difícil lo de ser bucólico mientras hay olores de resto de comida y las enfermedades se apean en los cuerpos. La cruda realidad sube por la escalera mientras se besan los amantes. Va vestida de humo gris, tiene los ojos tristes y lleva la mano extendida para pedir limosna. Menos mal que existen oasis en la tierra. Y si no los hay nos los inventamos.

Me gusta esa mixtura que utilizas. Ese poso de realidad con el que adornas los versos. Frases cortas que me detienen y me llevan de la mano a otra y otra. Ágiles estos versos.

P.D El dibujo es una maravilla.

Un beso.

Marcos dijo...

Un placer leerte Carlota.

Anabel dijo...

El título es todo un ensayo, un comienzo para estudios universales y posterior conferencia.

Creo que puedo decir sin equivocarme que tus poesías tienen textura, a veces áspera, otras delicada, pero siempre dan ganas de volver a tocarlas.

Creo que podré ir este jueves al "Smiling Jack". Nos vemos.

Besos,

Anabel, la Cuentista

Fernando dijo...

hay vida cotidiana y deseo en las horas colgadas de la casa...cuando todavía puede ser cierto que dos cuerpos saben más que todos los libros....besos.

Cesc Fortuny i Fabré dijo...

A veces, el tacto de viento te tapa los oídos, puede que para siempre ...

Besos.