miércoles, 4 de noviembre de 2009

Lumbares cóncavas presagian insomnios



Húmeda la niebla me recuerda
a ti. Las curvas imposibles
de un pensamiento atormentado.
Lumbares cóncavas concatenadas
a tu mirada fija. Qué gusto el deseo
silencioso. Las habitaciones
de tu duermevela cálido, un dedo en la boca
y nada que pensar. Traspasar tu cuerpo
en todo caso.

(Fotografía de André Brito)

5 comentarios:

ynarud dijo...

"Las curvas imposibles
de un pensamiento atormentado."

M'agradat, sobre tot aquest vers. I la foto també.

;)

fins dijous.

josefina dijo...

Uffffffffffffffffffff.
Que bonito, que sensivilidad,que bien lo expresas.
¿por que no se me pega algo?.
Un besazo fuerte.

Fernando dijo...

imantar de luz otro cuerpo...al atravesarlo...besos.

Anabel dijo...

Guau.

Ya me encantó cuando lo leíste ayer, pero ahora, con calma, aún me gusta más.

Besos,

Anabel, la Cuentista

RMD dijo...

Qué hermosa arquitectura del deseo, tan desdibujada y arqueada por la pasión en calma. Qué beso de piel tan dulce, cuasi místico. Y esa manera tan profunda y sencilla que tienes de conducir las palabras por los surcos del tacto. Me encanta escucharte, pero reconozco que tener la oportunidad de leerlo después, se agradece mucho, pues así se pueden ver más claramente las texturas. Tu poesía es para mirarla y meditarla. Puede que incluso me inspire un dibujo... ya veremos si soy capaz... si me sale algo digno, te lo mandaré.