jueves, 28 de enero de 2010

Ninguneando el paisaje



Comíamos cada día.
Los meses pasaban ligeros.
Ventilador y calefacción,
chancletas y botas aislantes,
jarras de agua helada y cafés hirviendo.
Horas de oficina que no dejaban rastro
en las manos ni en el alma. Si acaso
alguna cervical desencajada. Nada grave.
No se abría la tierra ni los cuerpos
se desangraban mientras nos cegaba
el polvo, el ruido, el olor del miedo.
Caos. Y luego un silencio atronador.
El amor, créeme, lo era todo.
Pero no supimos verlo.

(Foto de juanjo jiménez)

11 comentarios:

Fernando dijo...

a veces se sustrae el sustantivo y queda sólo las cosas que mezcla la vida...besos

josefina dijo...

Jo,la foto muy maja, me recuerda el pueblo con sus hiervajos.
El poema como siempre, profundo.
Un besico fuerte

Luisa dijo...

Lo único que mata la rutina son las sensaciones que nos hacen sentir vivos. El amor es una de ellas. Una muy grande que borra toda las cicatrices que provoca el tedio.
Precioso, Carlota.
La fotografía también.
Espero que no te escabullas otra vez y no desaparezcas.

Un beso.

Anabel dijo...

Los humanos somos una panda de ciegos.

Yo también espero que nos veamos pronto.

Un besico,

Anabel, la Cuentista

mos dijo...

Qué bueno que apareciste!

Real, tan real como la vida misma.
El amor, si no nos percatamos de ello, ningunea nuestra existencia.
Hay que resucitarlo como sea.

Un abrazo de Mos desde la orilla.

TORO SALVAJE dijo...

Que ceguera verdad?

Besos.

Caminante dijo...

Lo peor no es estar ciegos, si no no ser conscientes de ello..., para algunas cosas, el tacto es sentido más que suficiente.

Besos.

Darilea dijo...

Lástima caer en el escalón de la rutina.
Besitos.

fgiucich dijo...

Ese amor que se pierde en el paisaje, hecho verso. Abrazos.

Tesa dijo...

Nos reiventamos cuando amamos y nos sentimos vivos, excitantes y bellos cuando nos aman.

Me gustan mucho tus poemas, Carlota.


Un abrazo,

josé luis cervera dijo...

"No se abría la tierra ni los cuerpos..."

Me gusta el tono "tierra" que adopta este poema, tierra urbana, que en el principio era Caos.

saludos