sábado, 23 de octubre de 2010

Aquí estamos para mojar la piel en una taza de lengua


Me has acariciado el pelo.
No había un plan trazado
pero las manos viajan en primera,
abriendo botellines de vodka y bourbon,
les gusta oír la risa
del que ha tocado fondo,
ahora queda subir.
Y en el vuelo tropiezan los pedazos
que importan: las manos,
la boca puerta de los seres
que de verdad somos,
los ojos de diamante.
Tenemos que dejar de tomar soma,
verter el amor en los conductos
que fueron el origen.
El material aséptico sólo lleva a la náusea.

(Imagen de Antonio López, "el beso")

9 comentarios:

Luisa dijo...

Carlota, que así sea.
Yo tampoco quiero más soma. Lo auténtico está a un precio impagable. Tendremos que idear una “fuga” para escapar de este mundo sintético. Yo me pido ser Logan.

Me ha encantado.

Un beso muy fuerte.

Oréadas dijo...

Para el amor el mejor condimento son las caricias.
:-) Un saludo Carlota

Diario de una Chiu dijo...

:) exquisitamente hermoso

Mos dijo...

Las manos, cuando acarician, siempre viajan en primera.
Delicioso viaje para los sentidos.
Un abrazo de Mos desde la orilla.

P.D. Y sí, el material aséptico sólo lleva a la náusea.

Elisa Berna Martínez dijo...

Me apunto a ese viaje que desprecia lo corriente, o quizá tenga el don de convertirlo en algo realmente especial.
Un abrazo poeta!

rafaelpavonreina dijo...

Me gusta mucho tu trabajo y tu blog. Te sigo y enlazo en mi blog de poesía. Un saludo.

Anónimo dijo...

Carlota contestando a tu pregunta en mi blog, he contestado en un privado en tu facebook.
Un besito Darilea.

DaViD CaNo dijo...

dejar de dormirnos en las cárceles del olvido y despertar al aleteo de los cuerpos para poder vencer la muerte

Anabel dijo...

¿Sabes que los títulos de tus poemas son poemas en sí?

Seguro que sí, eres tan buena que te sobras hasta en los títulos.

Hala, ya no te doy más besicos.