miércoles, 22 de diciembre de 2010

Veo música de palomas en las luces que apedrean amor en los tejados

"Música de palomas", de Soledad Mansilla (coordenadas imperfectas)

















Me he borrado de los lugares comunes.
Pero el amor por simbiosis
se apodera de mí en la ciudad
y me produce el mismo efecto que el cannabis
que nunca he probado.
Aunque el Oeste sigue vivo. El malo dispara
contra quien le lleva la contraria. Es lo natural.
Las luces cantan amor
y alguien se desangra en una alcantarilla
o escupe miedo por los ojos.
Alargo el chute que altera mi estado de conciencia
hasta que me opero en vivo cada siete de enero
y retiro las guirnaldas oxidadas de mis tripas.

10 comentarios:

Wílliam Venegas dijo...

Hola. Me acabo de apuntar como seguidor de su blog. No sé si luego vendrás al mío, la invito estimada filóloga. Ojalá en el mío te apuntes como seguidora, aunque no es obligatorio. Adelante con el gestalt que el todo es la suma de las partes y no hay nada independiente, de ahí la razón de la causa y efecto.

A todos los amigos de este blog, muchas felicidades y que sigamos tenaces en la construcción de un mundo mejor, lucha cada vez más dura y larga, pero que hay que dar.

Mos dijo...

Somos muchos los que nos operamos en vivo cada siete de enero. A pesar de ello, creo que no hay que fustigarse con el látigo de la culpa.
Cada uno podemos aportar nuestro grano de arena, nuestro hombro pero no nos vamos a maldecir por no poder cambiar el rumbo del mundo.
Navidades las justas. Idem con las reclusiones.

Un abrazo (con Navidad incluída) de Mos desde su orilla.

Luisa dijo...

Buenísimo, Carlota.
Has dado en la diana.

Me encantó escucharte en Radio Sabadell.

Un beso muy fuerte que haga de repulsivo para la indigestión de guirnaldas.

Pescador dijo...

Carlota, paso a dejar un gran abrazo navideño para usted..que sea una linda noche de pascua junto a los tuyos y que el año venidero sea de muchas letras...

AMPARO dijo...

Me parece sublime lo que escribes.
Enhorabuena.

Oréadas dijo...

La lumínica Navidad se convierte en daga para demasiados transeúntes
Un beso y te deseo un feliz 2011 con cariño Carlota.
Pd: Genial, siempre

fgiucich dijo...

Ya falta poco para el 7 de enero. Abrazos y buen 2011.

Ricardo Miñana dijo...

Que la ilusión y la esperanza sigan llamando a la puerta en el nuevo año que llega,
y que se cumplan tus deseos.

¡¡¡Feliz año 2011!!!

elena dijo...

Fantástico

Anabel dijo...

Y ¿por qué te me operas cada 7 de enero?

Con lo guapisma que estás.

Besos,

Anabel