martes, 26 de abril de 2011

En el fondo de un cajón, junto a las tarjetas de crédito caducadas, duermen algunos poemas















Irregular es la clasificación que más me atrae.
Los polígonos, las galaxias, las menstruaciones,
los verbos.
Las manchas de tus dedos en el espejo
del lavabo del AVE donde nos atrapa la petite mort
sin kleenex en los bolsillos.
El sonido irregular de las vocales la próxima vez
que nos saludemos en otro andén. Un ho imperceptible
y un laaaa que se alargará como el olor a hollín de las vías.
Las estaciones son la síntesis de mi vida.

El amor es un Cartier inaccesible.
Resbala por todos los fluidos en los que se deshace
la esperanza de reconciliación con la niña
que nunca lloró a su primer muerto.

La pastilla azul que abortó todos mis futuros


"Wer etwas erreichen möchte,
was er noch nie erreicht hat,
wird wohl etwas tun müssen, das er noch nie getan hat".
"Si quieres lograr algo que nunca ha llegado,
probablemente tendrás que hacer algo que nunca has hecho antes"·
Albert Einstein

Help!
No dejes que escoja el camino que conozco. Las tardes abúlicas,
los saludos cargados de complacencia a una mujer resignada, sufriente, doliente.
Quién dijo que sufrir te hace valioso.
Podría ser la hora de simplemente dar gracias por el sol. De liberarse
de los espejismos que me estrellan contra el mismo muro.
Quién soy con una bolsa en la mano frente al mundo. Atrás el oasis
de agua envenenada. La pastilla azul que abortó todos mis futuros.
También eran mentira todos los helados de vainilla?
Quién soy yo con una bolsa en la mano frente al mundo.

lunes, 11 de abril de 2011
















En los labios verticales se clavan tijeras,
hay que decirlo en alto,
y no una sino dos y hasta tres o diez veces.
Cada corte es como un anillo de crecimiento imborrable
en el tronco de un árbol.
No todas las episios cicatrizan.
Tienen pesadillas y se despiertan sudorosas
sin que ningún trombocid alivie en absoluto
tanta inflamación.