miércoles, 21 de diciembre de 2011

Por una caricia venzo a la inmoral desidia






















Acaríciame.
Te lo pido sin preámbulos, como quien
paga un café o un pan de medio.
Rompo así el hielo que me envuelve.
Acaríciame y luego ya veremos qué hacemos
con los desperdicios.
Venzo a la inmoral desidia que se abre de piernas
en el sofá de mi casa. Por una caricia. Ya ves,
tan poca cosa. Tan el vello de punta y los pezones
riendo a carcajadas. Tan de la mano el dolor
y los orgasmos.
Hay quien cree en el deseo, como si fuera un dios.
Yo no entendía. Pero tal vez sea la puerta
a todos los océanos, al mundo submarino que penetrará
en estos pulmones, sedientos de mar y de respuestas.
Es navidad y yo ando húmeda por los rincones,
disidente pero en el sistema,
como una canción protesta de los 70.

11 comentarios:

Amando Carabias María dijo...

Tal cual el deseo es la puerta a todos los océanos.
Perfecto.
¡Feliz Navidad!, aunque sea como una canción de los 70 ¿"Imagine"?

Mos dijo...

Perfecto, Carlota. Como siempre. Bueno va, como casi siempre.
Me llegan tus poemas. Como puede llegarme una pintura abstracta, surrealista que te llama y te seduce. Algo así pero con las palabras que siempre llegan más adentro, hasta las entrañas.

Te mando mi abrazo para romper ese hielo, ese letargo triste navideño. Ahí va. :):):)

Mos desde mi orilla.

Laura Uve dijo...

Disfruta...qué texto tan hermoso y sugerente........ precioso.

Un beso!!

Ana Márquez dijo...

Yo nunca he creído que el deseo sea Dios, me refiero al deseo del que hablas. Sin embargo el otro, el genérico, el que todo lo abarca, sí es poderoso, todas los credos lo señalan. Ya escribió alguien que es necesario tener cuidado con él, con el deseo, porque puede concedernos nuestro anhelo, algo que no siempre es lo que nos conviene.

Yo te deseo la mejor de las navidades y el mejor de los años :-) Por mi parte, me conformo con poder seguir leyendo tus letras en este enigmático 2012. Un besazo, poeta.

Jucar dijo...

Sólo una caricia es capaz de transformar los ríos en océanos.

Felices fiestas.

Un beso

javier dijo...

Como siempre encantadora
Culto a la feminidad en cada palabra
Precioso Carlota, precioso
La imagen elegida me encanta
Mi felicitación más sentida y que estos días te llenen de
Felicidad
Un beso

fgiucich dijo...

Una caricia que puede cambiar el mundo. Abrazos y muy buen 2012.

Tesa dijo...

Qué locura! Carlota, todos los versos de este poema me parecen excelsos.

El deseo no es dios, pero se le parece cuando es correspondido.

También ando disidente pero en el sistema, qué cruz.

Un abrazo, poeta.

Oréadas dijo...

Con la misma fragancia que una flor tus poemas dejan en mí su perfume. Bellísimo Carlota, feliz año.

Anabel dijo...

Iba a decirte que tu superas, pero es que lo haces en cada nuevo poema.

Ay, sí, la caricia... Ay, sí, don Deseo.

Humedades a parte, eres una "genia".

Besicos,

Anabel

Anabel dijo...

Iba a comentarte lo mismo que ya te comenté en su momento. Grande, Maribel, grande.

Hasta mañana,

Anabel