domingo, 28 de octubre de 2012

Protesto con una sobredosis de vaho por encima de tanta indiferencia

"Indiferencia", de Noemí Gómez, en fotocommunity















Lo que tiene el hielo es que resbala.
Para bien y para mal la materia, que puede ser tu bota
o un pie descalzo, o un fruto que abandona la rama seca,
inicia un movimiento imprevisible.
Y es frío. Y mojado. Y moja. Y enfría. Y empuja.
Puede ser que te enojes o hasta que te cabrees
al abandonar tu verticalidad seria y controlada.
El hielo está ahí para darte la oportunidad
de descubrirte bailarín, equilibrista, payaso. Imperfecta.
Creativa.
Por los poros de la piel se desliza el vaho que fabrican los huesos.
Soy una mujer chimenea y alguien puede creer que huele a chamuscado.
Nada más lejos. Como digo es vaho,
no humo de ceniza.

3 comentarios:

rodolfo dijo...

genial tu entrada, es preciosa

Oréadas dijo...

Carlota no sé que pasa no puedo leer tu entrada pues falta medio texto, oculto tras una imagen de google. :(
Un saludo.

carlota dijo...

Dari o Charo, tomo nota y reduzco el tamaño de la foto, a ver qué tal.
Gracias por tus visitas y comentarios.