lunes, 15 de julio de 2013

Somos contradicción

"Teasea", ilustración de Chelsea Greene Lewyta






























Agradezco que la vida no sea fácil.
Sería muy pesado comer perdices
y a mí los huesecillos de las aves
siempre me han dado mucho asco.
La felicidad es un guiño a largo plazo
pero siempre con mirada retroactiva.
Recuerdo que un día fui feliz, como algún
que otro poeta. Quién reconoce in situ
una emoción tan susceptible de mutar, digamos,
por cualquier sutil cambio en las variantes,
como volverse sordo a una caricia en un segundo
concreto.
Del mismo modo, los amantes son hombres
de los que guardo adjetivos sublimes.
La memoria entierra lo ordinario y lo poco
gentil cuando la conversación no es más
y adjetivamos como modo de archivo.
Y así recuerdo desprendido, artista,
noble, rebelde, niño o calmado.
Y olvido inmaduro,voluble,
disperso, irascible, dormido, algo débil.
Y esto lo firmo yo.
Serena. Complicada.

No hay comentarios: