sábado, 12 de marzo de 2016

Mete el dedo en la llaga
























        
"- Esperar no es vida (...) ¿Tú ya has esperado alguna vez? 
¿Has esperado mucho tiempo?" (En un lugar incierto, Fred Vargas)

Cuando pensaba en tu carne
era la espalda desnuda
mi aliento acosándote
indefenso.
El peso justo de mis manos te guiaba.
Los cuerpos obedecen si se vacía la razón
en la bandeja de objetos de la entrada.

...

En otro orden de cosas hay otro tú
que se niega a sentir, no como en otro tiempo.
Sí, ya lo sé, nos iremos solos
mientras tanto
podemos delicadamente
querernos.
No te avances con tu cuerpo hierático
-a qué esa solemnidad extrema-
a nuestra despedida.

...

Todos los días alguien me recuerda
la soledad de la que se ríen los nuevos poetas.
Alguien, todos los días,
escribe del desapego, de lo efímero.
Todos los días
alguien
es el dedo
o es la llaga.

No hay comentarios: