sábado, 12 de agosto de 2017

el lugar de la verdad











La perspectiva es el lugar de la verdad.
Hay una casa blanca y huele a mar.
Todos los hijos lejos viviendo su vida.
Algunas despedidas desinflamadas ya.
Fin de la definición.

Me digo allí
en perspectiva
yo iba bien no me nacía
la rabia quería
la ternura no era
por cobardía era
simple
          desear la paz.

No me digo aquí
lo que duele no entender
los golpes
                me desangran
las ganas de reír.

Tengo las manos de mi madre
y arrugas en el ombligo
la piel reseca y suave
y la costumbre de asustarme por casi todo.
Pero si lo escribo dejaré de temblar.

Me digo que puedo
dejar de estar
no respirar y que el eco
será lo último que me penetre.

Luego cierro la puerta y en el ascensor
me retoco el pintalabios.